Primeros auxilios

El peligro de las picaduras de garrapata en los niños


Tenemos que tener especial cuidado con los niños y las garrapatas sobretodo durante las vacaciones, las salidas al campo y el contacto con los animales.

Aunque en la mayoría de los casos las consecuencias son leves, en los niños, más propicios a jugar al aire libre y acercarse a los animales, las picaduras pueden provocar infecciones y acarrear graves problemas llegando incluso a provocar la parálisis de su cuerpo.

Las garrapatas son parásitos externos, artrópodos de la familia de los arácnidos. Tienen ocho patas y se alimentan de la sangre generalmente de animales como perros o gatos, aunque de ellos pueden pasar al hombre.

También es posible que se escondan en zonas de vegetación como hierba o arbustos altos, así como en zonas húmedas. Es por ello que la mayoría de las picaduras se producen en primavera y verano siendo junio y julio los meses de mayor actividad de estos parásitos.

Las picaduras de las garrapatas pueden causar inflamación y enrojecimiento de la zona afectada, sarpullido, fiebre, debilidad, dolores de cabeza, articulares y musculares y rigidez en el cuello.

En algunos casos, la toxina que puede contener la saliva de algunas garrapatas puede llegar a afectar al sistema nervioso provocando la parálisis de los niños después de que hayan transcurrido varios días desde que se produce la picadura, empezando por las extremidades inferiores y subiendo hacia arriba, y pudiendo acarrear complicaciones respiratorias. Generalmente se cura retirando correctamente el parásito.

Como cualquier otra picadura de insecto, las picaduras de garrapata también se pueden prevenir siguiendo estos consejos:

- Si tenemos animales domésticos en casa, conviene tenerlos desparasitados y vigilarles después de sacarles a pasear.

- Cuando salimos a zonas de campo con hierbas altas conviene vestir a los niños con mangas y pantalones largos.

- Es aconsejable usar repelentes antes de salir al campo.

- Conviene revisar a los niños al llegar a casa para ver si les ha picado alguna garrapata. Las zonas del cuerpo donde suelen buscar cobijo suelen ser las axilas, las ingles y la nuca.

A pesar de las medidas preventivas, evidentemente siempre existe la posibilidad de que una garrapata pique a nuestro hijo. ¿Qué podemos hacer en ese momento?:

- Conviene evitar aplastarla.

- Intentar extraerla entera con unas pinzas tirando con fuerza pero sin realizar movimientos para evitar que se introduzca más profundamente en la piel o que la cabeza se quede en el interior.

- Limpiar la zona de la picadura y aplicar hielo para aliviar el picor.

- Guardar la garrapata en una bolsa y acudir al pediatra.

Puedes leer más artículos similares a El peligro de las picaduras de garrapata en los niños, en la categoría de Primeros auxilios en sitio.

Video: Niña Queda Inconsciente Y Paralizada Por 12 Horas - Doctores Descubren ESTA Picadura En Su Cabeza (Octubre 2020).